¿Cómo se desarrolla la gastritis?

26 marzo 2019
¿Cuántas veces hemos escuchado a alguien decir que no puede ingerir determinado alimento o bebida por la gastritis? La gastritis es una inflamación de la mucosa gástrica, que es la capa de células que reviste el estómago por dentro protegiéndolo de la acidez de los jugos gástricos.
Se puede clasificar según la duración de la patología y según sus síntomas y consecuencias. Según la duración, la gastritis puede ser:
  • Gastritis aguda: Una gastritis es aguda cuando dura algunos días y desaparece cuando lo hace el agente causante. La gastritis aguda suele estar causada por el consumo prolongado de algunos fármacos, como el ibuprofeno, la ingesta excesiva de alcohol o el estrés.
  • Gastritis crónica: Se produce cuando la enfermedad dura meses o incluso años. La principal causa de la gastritis crónica es la infección por la bacteria helicobacter pylori. También puede deberse a una alcalinización del pH del estómago que se origina por el reflujo biliar.

gastritis

Las causas que pueden provocar la inflamación del revestimiento del estómago son:
  • Algunos fármacos, como ácido acetilsalicílico, naproxeno o ibuprofeno.
  • Infección del estómago con la bacteria helicobacter pylori.
  • Abuso de alcohol o ingesta de sustancias corrosivas, como algún tipo de veneno.
  • Ingesta de alimentos picantes.
  • Consumo de cocaína.
  • Fumar.
  • Reflujo de bilis hacia el estómago o reflujo biliar.
  • Trastornos autoinmunes.
  • Infección viral, sobre todo en personas con déficits en el sistema inmunológico.
  • Estrés excesivo.
Otras causas menos comunes que pueden causar gastritis son el hecho de haberse sometido a una cirugía mayor o sufrir alguna enfermedad gástrica que pueda inflamar la mucosa del estómago.
Aunque en algunas ocasiones esta patología no presenta síntomas, las personas que la sufren pueden experimentar las siguientes molestias:
  • Dolor abdominal.
  • Náuseas y vómitos.
  • Acidez de estómago.
  • Aerofagia.
  • Ausencia de hambre o inapetencia, que en ocasiones puede producir pérdida de peso.
  • Heces de color negro y vómitos con sangre, en el caso de que la gastritis cause sangrado en el revestimiento del estómago.

gastritis 2

El tratamiento de la gastritis dependerá de su causa y debe consultarse con el médico de familia. Con respecto al tratamiento dietético, este trastorno requiere una alimentación suave y no irritante para la mucosa estomacal.
Las normas generales de la alimentación adecuada para la gastritis son:
  • Masticar lentamente los alimentos, evitando comer con apuro o prisa
  • Fraccionar la ingesta en 5 comidas diarias.
  • Evitar temperaturas extremas, es decir que los alimentos y bebidas estén templados.
  • Utilizar métodos de cocción sencillos, evitando fritos y grasas.
  • Evitar bebidas estimulantes: café, té y bebidas carbonatadas.
  • Evitar el alcohol.
  • Evitar alimentos grasos.
  • Evitar los picantes.
  • Evitar frutas y verduras crudas, preferirlas cocidas.
Entre las pruebas y exámenes que se pueden realizar para detectar una gastritis está el análisis de sangre, con el objetivo de analizar el nivel de glóbulos rojos y detectar una posible anemia que puede derivar en un debilitamiento del revestimiento del estómago; una gastroscopia para comprobar el interior del estómago y el estado de las mucosas; un análisis de heces para verificar si hay sangrado, que puede ser un signo de hemorragia digestiva causada por gastritis y también para detectar la presencia de la bacteria helicobacter pylori.

Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsapp Mibluemedical