¿En qué consiste la rodilla del corredor?

27 marzo 2019

La rodilla del corredor es el nombre popular del síndrome de banda iliotibial, la lesión más común entre corredores de media y larga distancia.

 

La banda iliotibial es el ligamento del músculo tensor de la fascia lata que nace de la zona de la cadera (trocánter mayor del fémur); el ligamento (banda iliotibial) baja durante la cara lateral del muslo, brinca la articulación de la rodilla para introducirse en un tubérculo óseo de la tibia, llamado tubérculo de Gerdi.

 

rodilla

 

Esta lesión ocurre cuando la banda iliotibial, que se encuentra en el lado lateral del muslo, roza contra la articulación de la rodilla: cuando corres, flexionas y extiendes constantemente la articulación de la rodilla y, si tiendes a echar la pierna ligeramente hacia dentro, se produce una fricción que inflama o contrae la fascia de la banda iliotibial.

 

Esta nosología es de simple diagnóstico en tanto que se fundamenta primordialmente en la exploración clínica, más sí es esencial descartar otras nosologías que pueden causar dolor muy semejante, como la condromalacia rotuliana, la tendinitis del poplíteo o bien del bíceps femoral, degeneración del menisco externo, etcétera En estos casos va a ser de enorme utilidad la ecografía o bien la resonancia imantada.

 

rodilla 2

 

Este síndrome no suele ser más que un ligero dolor al principio que de no tratarlo puede convertirse en un dolor intenso y punzante en la parte externa de la rodilla. A menudo dificulta movimientos tan simples como caminar o subir escaleras y puede forzarte a abandonar el running. Lo más importante es un correcto diagnóstico, descartar otras lesiones (como rupturas meniscales), y cambiar nuestra forma de correr, y entender esta lesión que todos hemos sufrido en alguna ocasión. También es importante mantener siempre una buena actitud, nos ayudará a recuperarnos mejor.

 

Si reconoces los síntomas de la rodilla del corredor, deja de correr de 10 a 14 días. Puedes centrarte en la recuperación y la estabilidad de tus músculos realizando entrenamientos específicos para el core, la cadera y los glúteos. Un equilibrio adecuado entre movilidad y estabilidad es esencial para aliviar la tensión de la banda iliotibial.

 

rodilla 3

 

Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsapp Mibluemedical